jueves, 24 de mayo de 2012

LINEATURA CORRIDA – LÍNEAS 3


Este tema viene de EUMPORPHIA ET SUBSTANTIA – LÍNEAS 2


Seguimos con esta tercera y última entrega sobre las líneas de mosqueo, ahora con otros temas importantes que debemos conocer: 

LONGITUD 

La longitud total de una línea de mosqueo está relacionada con el tipo de pesca para el cual fue hecha, pero siempre dentro de unos parámetros de longitud que excedan la distancia máxima que se prevé para esa pesca en particular.



LINEAS CONVENCIONALES

De esta manera tenemos que una línea #3 es usada para ríos pequeños en donde se buscarán por lo general truchas pequeñas, y para esto el lance promedio es de 15 a 30 pies, pero los fabricantes no descartan que algunos pescadores quieran hacer lances largos río arriba o que quieran cubrir mucha agua en un pozo grande que eventualmente se les presente, y así hacen estas líneas con longitudes de 80 a 100 pies. Casi todas las líneas de números intermedios y grandes tienen una longitud de 100 pies aunque rara vez el pescador deba llegar a esas distancias en sus pescas: Con 100 pies de línea se tienen cubiertas todas las necesidades de un pescador. Algunas líneas para pesca en bajos (flats) en el mar, especialmente las líneas especialmente creadas para pesca de sábalo, llegan a los 120 pies de longitud ya que hay pescadores que se han especializado en lances muy largos, casi siempre con el viento a favor, para presentarle la mosca a cardúmenes de sábalos que pasan a distancias mayores de lo normal. 

LINEAS “SPEY”

Las líneas para pesca a dos manos (Spey) son generalmente de 120 pies, que es una distancia grande para lanzar, aunque por lo normal en este estilo de pesca se cubren distancias entre 80 y 100 pies.  

No obstante no es difícil encontrar pescadores de Spey que hagan lances de 120 pies y sí es muy difícil encontrar pescadores con caña de mosqueo a una mano (overhead casting) que puedan lanzar a esa distancia; el lance a dos manos no significa necesariamente que sea más largo que el lance normal, sino que se logran distancias grandes con menor esfuerzo. Un mosqueador a dos manos llegará con tres movimientos de un “roll cast” armónico a la misma distancia que un pescador con caña de una mano haciendo de seis a ocho movimientos con un gasto de energía mucho mayor. 

Cabe anotar que en la pesca a dos manos son mucho más populares las “shooting heads” (Solo la cabeza de la línea para ser añadida a una “running line”) que las líneas completas de Spey, ya que la pesca en un río de un día puede tener cuatro o seis condiciones muy diferentes que se cubren con un sistema múltiple de cabezas (Skagit y Scandi de diferentes formas y densidades) y que de lo contrario se requeriría que le pescador llevara consigo cuatro u ocho carretes con las diferentes líneas. En este caso tenemos que con la running line promedio de 100 pies añadiéndole cabezas de línea de 30 a 50 pies tendríamos unas líneas mucho más largas de lo normal (Por ello también los carretes de Spey son más anchos y de mayor capacidad)


LOS COLORES 

Aunque nos parezca raro, los colores de las líneas han estado sujetos a la moda que determina el mercado en un momento determinado, además de otros criterios que tienen que ver más con la pesca. Hace unos años era normal encontrar líneas de colores fuertes y fluorescentes, y ahora lo normal parece ser que sean de tonos opacos y colores que se camuflen con el medio. Las líneas flotantes siempre eran claras y ahora hay grises y oliva oscuras. Pero aparte de las modas, los colores en las líneas sí importan a la hora de pescar con ellas. 


Las líneas Floating deben ser claras por dos motivos: Uno, para que el pescador vea fácilmente dónde está la punta de la línea y pueda calcular la distancia de la mosca si no la ve, y otro, que el pez las ve desde abajo, contra el cielo, y una línea clara se camuflará mejor que una oscura.


Las líneas intermedias perfectas son las transparentes ya que la pesca que se realiza con ellas es en aguas someras y relativamente tranquilas en donde la línea estará a la misma altura del pez que se pretende capturar, y al ser transparentes lograremos un impacto visual menor para que éste no se asuste.



Las líneas Sinking son oscuras ya que descienden en la columna de agua hasta zonas en donde no hay mucha luz y siendo oscuras los peces no las pueden ver. Esto ayuda a las técnicas de pesca a profundidad en que se usan líderes cortos para tener una mayor sensibilidad para rematar al pique del pez.



Las líneas Sinking Tip de punta “full sinking” deben ser oscuras en la punta por el mismo motivo de las líneas sinking, y en la parte flotante deben ser claras y hasta de colores fuertes para que el pescador vea la dirección de la línea con facilidad. Las Sinking Tip de punta Intermedia deben tener la punta transparente ya que también se usarán en aguas poco profundas. 


SISTEMAS INTEGRADOS Y SISTEMAS MÚLTIPLES

Una variante de las líneas convencionales que debemos tener en cuenta son los sistemas integrados, muy populares para el Spey casting pero también usados en el mosqueo convencional. Estos sistemas se basan en una estructura de la línea por separado en que la cabeza de la línea que lleva la mayor parte de la dinámica del lance se adhiere mediante un lazo (loop en inglés, palabra que oímos los mosqueadores con mucha mayor frecuencia) a una línea posterior (running line) bastante delgada. La finalidad de estos sistemas integrados es crear una línea con unas condiciones de forma y peso que sirvan para realizar lances muy largos, de hasta un 25% más de lo usual y para condiciones de pesca en que no se vaya a lanzr a distancias cortas porque con una shooting head no es posible hacerlo de manera medianamente decente. 


Las shooting heads pueden ser flotantes aunque las más populares son las que se hunden (sinking) ya que están diseñadas para un tipo de pesca en que no se requiere una presentación delicada de la mosca como siempre suele suceder con las moscas secas. Generalmente son cortas, de 25 a 30 pies, gracias a lo cual permiten lances largos y precisos en situaciones de vientos fuertes y con moscas grandes. Algunos fabricantes incluso venden líneas “level” por metros para que el pescador se fabrique sus propias shooting heads de distintos pesos y longitudes de acuerdo con sus necesidades de pesca.

La línea posterior (running line) es más delegada que la parte posterior de una línea normal con el fin de crear más equilibrio con una cabeza más pesada de lo normal en lances largos. Esta puede ser plana, tubular como una línea normal o trenzada (braided). Su resistencia a la rotura por tensión va de 20 a 50 libras a escogencia del pescador de acuerdo con la capacidad del carrete y con el tipo de pesca que va a realizar. 

Las principales marcas de líneas de mosqueo ofrecen sistemas múltiples que consisten en una running line con cuatro o seis shooting heads de diferentes tipos y densidades para cubrir todas las necesidades que se puedan presentar en un día de pesca. Estos sistemas son una muy buena solución para los guías y pescadores de ríos grandes de Alaska o Tierra del Fuego en donde toda la pesca se hace a grandes distancias pero a diferentes profundidades.


LOS CÓDIGOS DE LAS LÍNEAS



A raíz de la estandarización de la AFTMA de los pesos de las líneas en la década de los 60 del siglo pasado, la industria también estandarizó un código para identificar las líneas de manera más exacta y así facilitarle la elección al pescador. El código está escrito de la siguiente manera para todas las líneas: La primera o dos primeras letras significan la forma de la línea, que puede ser Level (L), Double Taper (DT), Weight Forward (WF), Shooting Taper o Shooting Head (ST), o Triangle Taper (TT). Separado por guiones en la parte intermedia del código encontramos el número de la línea de acuerdo con su peso, y al final se describe la densidad de la línea que será Floating (F), Intermedia (I), Sinking (S) o Sinking Tip (S/T). Las líneas sinking tip pueden ir descritas de manera más precisa; cuando llevan una running line flotante y la cabeza sinking serán Floating / Sinking (F/S), cuando tienen una running line flotante y la cabeza de densidad intermedia son Floating / Intermediate (F/I), y cuando tienen la running line intermedia y la cabeza sinking serán Intermediate / Sinking (I/S). 

Código: FORMA – PESO – DENSIDAD 

En la práctica lo veremos como se describe en estos ejemplos:

DT-5-F se refiere a una línea Double Taper del #5, Floating
WF-8-S se refiere a una línea Weight Forward del #8, Sinking.
WF-7-F/I se refiere a una línea Weight Forward del #7 de cuerpo Floating y cabeza Intermedia
ST-9-S se refiere a una Shooting Head de peso equivalente a una línea #9, Sinking. 

Pero esto no es suficiente dada la oferta de gran variedad de líneas para distintos tipos de pesca específica que hay. Lo más recomendable es que el pescador que necesita una línea investigue bien entre las principales marcas de líneas para ver cuál se adapta mejor a sus necesidades. 

Es usual que las Shooting Heads, así como algunas Sinking o Sinking Tip traigan su graduación en el peso específico de la línea en “grains” (gr) y no digan a qué número de línea corresponden.  Para esto debemos remitirnos nuevamente a la tabla de pesos y su equivalencia con los distintos # de línea para saberlo, ya que el peso en “grains” que estas traen es el mismo para sus primeros 30 pies: 


Con el uso de esta tabla sabremos que si necesitamos una línea Sinking Tip para nuestra caña #8, la que necesitamos es una de 210 grains pero nos sirve desde una de 202gr hasta una de 220gr. 


EL CUIDADO DE LAS LÍNEAS 

La línea es seguramente la parte más importante de nuestro equipo para mosqueo. La caña es importante, el carrete también; las moscas, el líder, el backing son primordiales, pero todo ese equipo y el tipo de pesca que hagamos están determinados por la línea, su peso, su forma, su densidad, etc. Y usualmente no somos tan cuidadosos con la línea como con el resto del equipo: Un rayón en el carrete nuevo nos causa depresión, un golpe a la caña nos corta el aire, pero lo que le pase a la línea, a menos de que se corte en dos, nos importa poco. Y debe importarnos mucho ya que esta será el principal factor para que nos vaya bien en la pesca. 


EN EL CAMPO: Cuando estamos armando el equipo y sacamos la punta de la línea del carrete para pasarla por las guías, normalmente no nos importa dónde caiga. Esa parte de la línea es la que más debemos cuidar porque es la que debe funcionar mejor debido a que es la que más se acerca al pez y es la que tiene la conexión con el líder. Procuremos que caiga sobre la hierba o en el agua ya que la arena y las piedras la raspan y dañan el recubrimiento. Cuando ya estemos pescando y se nos enrede la línea y no nos deje lanzar, no debemos desenredarla durante el casting ya que eso aprieta los nudos que se hayan formado y esos nudos afectan la resistencia del núcleo, comprimen le material del cuerpo y pelan el recubrimiento de la línea. Tomemos aire y démonos el espacio para desenredarla calmadamente. No usemos nuestras líneas sinking en lugares pandos o en donde estas se golpeen contra el fondo rocoso o arenoso. Cuando se nos enrede la mosca en el fondo del río, evitemos halar la línea con mucha fuerza ya que eso le causa roturas internas a las áreas de adhesión entre una parte y otra de la línea con lo cual pierde muchas de sus características para lanzar bien. Siempre que lleguemos de pescar debemos pasar por el chorro de agua de la llave la parte delantera de la línea que usamos, los primeros 30 ó 40 pies, para limpiarle las impurezas más grandes que puedan afectar la línea mientras la tenemos guardada. Cuando entrenemos nuestro casting en seco, hagámoslo en un jardín o un parque con hierba para que la línea no sufra más allá de lo que lo hace con la cantidad de mugre que recoge. 

LAVADO: Lo ideal sería lavar las líneas cada vez que las usamos, pero eso tiende a ser muy dispendioso y nos dará pereza. Hagámoslo cada tres o cinco pescas y así le daremos una vida mucho más larga a nuestras líneas y nos facilitaremos las cosas al lanzar.  La mejor forma de lavar una línea de mosqueo es hacerlo en el lavaplatos (fregadero) de la cocina o en el lavamanos del baño con la asistencia de un platón (fuente) grande y dos toallas o paños de fibra suave, preferiblemente de algodón. Llenamos el platón con agua tibia y disolvemos jabón de manos hasta que el agua quede bien “jabonosa”. El jabón de manos no debe tener cremas ni aditivos. No debemos usar jabones para platos o para ropa ya que estos son de alto poder detergente y pueden afectar el recubrimiento de la línea.  Sacamos la línea del carrete (Empezando por la punta y terminando en el backing) directamente al platón y la dejamos allí por al menos una hora para que el jabón actúe sobre todas las irregularidades del recubrimiento. Luego tomamos una toalla, la humedecemos y le aplicamos jabón, agarramos la línea con la toalla y la vamos deslizando hacia el lavaplatos o el lavamanos (empezando por la parte posterior y hasta la punta de la línea). Es necesario que cada dos o tres metros volvamos a humedecer la toalla y revisemos cómo está de jabón, de modo que pasemos la línea por otro punto de ésta que no haya recogido mugre.  Una vez esté la línea en el lavaplatos, abrimos el chorro del agua fría y juagamos la línea hasta que no tenga rastros de jabón. Luego tomamos la otra toalla, que está seca, y agarrando la línea con esta (Otra vez empezando por la punta y terminando en el backing), la vamos pasando a una superficie limpia y seca (El mueble del lavamanos o el mesón de la cocina) y la dejamos terminar de secarse allí al aire antes de pasarla al carrete para que no le llegue con excesos de agua. Dejamos al carrete en un lugar ventilado y fresco por 24 horas o más para que se evapore el agua que aún quedaba en la línea y ya lo podemos guardar en su estuche.


ACONDICIONADO: En el mercado se consigue una gran variedad de cremas y líquidos acondicionadores para las líneas de mosqueo. Si queremos comprar uno, lo mejor es que consigamos uno que nos han recomendado muy bien, o uno de buena marca para asegurar que no dañe la línea. El mejor momento de usar estos acondicionadores es cuando la línea está completamente limpia y seca antes de guardarla. Se aplican normalmente con una espuma suave o un paño que traen, o en su defecto con una toalla o paño de algodón. Es importante leer las instrucciones del fabricante, pero casi siempre la labor consiste en ir sacando la línea del carrete presionándola con la espuma con el acondicionador, y luego volverla a recoger en el carrete limpiándola con un paño limpio y seco. Estos productos, especialmente si son de la misma marca de la línea, tienden a generar una película que protege la línea aumentándole su vida útil y que nos ayuda a que la línea se deslice con mayor facilidad por las guías de la caña durante el lanzado. Hay que tener especial cuidado al usarlos con líneas intermedias ya que la mayoría de estos acondicionadores funcionan también como ayudas para que las líneas flotantes recuperen su flotabilidad, y podríamos hacer que nuestra línea intermedia no se hunda durante la primera hora de pesca. 

El uso del acondicionador correcto evitará que a la línea se le peguen algas, hongos, aceites u otros contaminantes que se encuentran en las aguas que pescamos. No se debe usar líquidos para interiores o exteriores de vehículos , a menos de que estemos tratando de darle una corta vida “extra” a una línea muy deteriorada, ya que estos contienen componentes que dañan el recubrimiento de la línea. 

ALMACENADO: Las líneas se pueden guardar perfectamente en el carrete, incluso por largos períodos. El único inconveniente será que al sacarla conserve la memoria de la posición en que estuvo, pero es algo que se puede remediar con una corta rutina de estiramiento de la línea antes de la pesca. Las líneas se pueden guardar en contenedores de mayor diámetro para que el efecto de memoria sea menor. Hace muchos años me ideé un sistema con ganchos metálicos de colgar ropa con rines pequeños (ruedas) de bicicleta y funcionaba muy bien pero era tan dispendioso y requería tanto espacio en un armario que al poco tiempo dejé de usarlos. Las líneas se deben almacenar en un lugar oscuro, seco y ventilado en donde no les caiga polvo para que se mantengan en buenas condiciones por mucho tiempo. 


EL BACKING 

Como dice un amigo mío, el backing es esa cosa que uno quiere ver moverse con casi todos los peces que pican, y esa cosa que uno quiere dejar de ver moverse cuando ha picado un sábalo…  En el término medio lo definimos como una línea de soporte que va entre el carrete y la línea de mosqueo para tener un campo más amplio de pelea con los peces más grandes o fuertes de lo usual. El backing, o línea de respaldo, puede ser cualquier línea de diámetro delgado que tenga una resistencia a la rotura por elongación similar a la de la línea de mosqueo. Como el backing no hace parte del lanzado, no nos importa que sea rígido o flexible.


Al común de los pescadores no les interesa el backing mayor cosa, no es algo que traiga desarrollos tecnológicos o que podamos lucir como el resto de nuestro equipo, pero es muy importante. Todos queremos tener esos momentos de catarsis en que nos pica un pez mucho más grande y combativo de lo normal, un pez que nos queme los dedos con la línea y que ponga a gritar el carrete sacando línea. Pues bien, ese momento de clímax puede ser una de nuestras mejores experiencias como pescadores o el momento de mayor frustración, y en gran medida eso depende… ¡del backing!  El backing es nuestro seguro a la felicidad en un momento extraordinario, de modo que más vale que le pongamos atención.

 Los materiales que se han impuesto para ser usados como backing son las líneas trenzadas de dacrón o de fibras sintéticas similares, ya que tienden a tener un diámetro pequeño respecto de su fortaleza y de ellos se puede almacenar una gran cantidad en el carrete. El dacrón tiene un buen índice de resistencia en los nudos, de modo que se puede amarrar a la bobina del carrete sin mayores prevenciones.

Como vimos, podemos utilizar cualquier tipo de línea como backing, pero es conveniente que no nos salgamos de uno de estos tres en nuestra escogencia: 

BACKING ESTÁNDAR: Fabricado por marcas de líneas o de hilos para atar moscas. Son de dacrón trenzado y de buena resistencia a la rotura por estiramiento, aunque como todos los demás, no tiene una buena resistencia a la abrasión. Se encuentra de 12, 20 y 30 lb de resistencia. El más popular es el Micron de Cortland que se consigue en blanco, naranja y amarillo fluorescente. 

MICRO BACKING: Hechos con materiales sintéticos más modernos, estos backings logran la misma resistencia del dacrón pero con la mitad de diámetro. Los hay de 20, 35 y 50 libras de resistencia a la tensión. Los más comunes son los denominados Gel-Spun de diferentes marcas. 

SÚPER LÍNEAS: Las súper líneas para pesca convencional son mucho más desarrolladas tecnológicamente que el backing exclusivamente hecho para mosqueo y tienen muchas más características novedosas como mayor resistencia a la abrasión, menores diámetros o recubrimientos que los protegen. Se encuentran de una gran variedad de rangos de resistencia, desde 8 hasta 120 libras, y vienen en una amplia variedad de colores. Se consiguen de las principales marcas de líneas de pesca como Berkeley o Stren. 


Debe ser de color claro o vistoso ya que es necesario que el pescador vea dónde va su línea durante la pelea con pez extraordinariamente fuerte. De otra parte el color vistoso del backing no influye durante la pesca. 

El backing suele durar quieto en una bobina de carrete durante años ya que no son muchas las oportunidades de que un pez nos haga verlo a la gran mayoría de los pescadores, y cuando lavamos nuestras líneas nunca pensamos en sacarlo del carrete. Pero debemos tener en cuenta que el backing almacena fácilmente el agua por ser de fibras trenzadas, y es corriente que hacia el centro de la madeja el backing no se seque bien cuando guardamos el carrete. Eso acelera el proceso de deterioro del backing: Cuando se “pudre” se vuelve polvo literalmente, y no queremos que eso nos pase con una payara llevándose nuestra línea. Hay que revisar el backing con alguna frecuencia dependiendo de qué tanto lo hayamos expuesto al agua y hacerle pruebas de tensión en diferentes puntos para cerciorarnos de que está bien.


CÓMO ESCOGER UNA LÍNEA DE MOSQUEO

 A continuación veremos los criterios más importantes para escoger la línea adecuada a nuestra necesidades. Si tenemos en cuenta estos factores, podemos acertar en nuestra elección: 

EL PESO: Establece el tamaño de las moscas que vamos a lanzar para un tipo de pesca determinado. Este criterio determina también el número y longitud de la caña, y el tamaño de carrete que vamos a elegir.  Si la necesito para pescar truchas con moscas pequeñas en ríos pequeños puedo optar por una #3 ó #4; si la necesito para pescar truchas con streamers grandes en lagos me puedo ir por una #6 ó #7, o si voy a pescar truchas en cualquier circunstancia escojo una #5, por ejemplo.


Si quiero lanzar muy lejos casi siempre y no me importa mucho el tamaño de las moscas puedo escoger un número de línea por debajo del número de la caña, pero si quiero lanzar moscas muy grandes y la distancia es menos importante puedo escoger un número mayor de línea que el de la caña. 

LA FORMA: La forma correcta de la línea depende del tipo de pesca principalmente y del tamaño de las moscas en menor medida. Si voy a pescar truchas en ríos pequeños con moscas secas puedo escoger una DT pero si quiero lanzarle a un pavón que debe estará en una palera a 80 pies, me decido por una WF. 

Si las condiciones de mis sitios de pesca conllevan vientos fuertes escojo una línea WF de cabeza larga, pero si quiero lanzar moscas grandes que hagan mucha resistencia durante el cast optaré por una línea WF de cabeza corta y pesada. Si quiero lanzar muy lejos ´puedo pensar en líneas WF “Distance taper”. 

LA DENSIDAD: Determina la profundidad que se quiere lograr con la mosca. Si voy a pescar con moscas secas, con poppers o con ninfas con indicador de pique (Strike indicator) elegiré una línea Floating. Si voy a pescar en lagos a mayores profundidades me iré por una línea Sinking, o si voy a pescar en ríos con streamers y moscas grandes, lo mejor que puedo hacer es conseguirme una línea Sinking Tip.



EL CLIMA: Las líneas se comportan de maneras muy distintas a diferentes temperaturas del ambiente y del agua. Las líneas que funcionan bien en climas fríos suelen ser demasiado blandas e imposibles de lanzar en climas cálidos. Las líneas de clima caliente se vuelven demasiado rígidas en climas fríos y lanzarlas se hace difícil también. Es necesario investigar bien si una línea nos sirve para el clima y la temperatura que vamos a frecuentar. Por ejemplo, en principio no sería mala idea escoger una línea para pike (lucio) si vamos a pescar pavones en el Amazonas ya que ambas pescas son de lances largos, con moscas grandes y a peces grandes, pero una línea para pike está diseñada para bajas temperaturas y en condiciones tropicales no conseguiremos lanzar a más de 40 pies.

A TENER EN CUENTA

Hay otros factores más específicos que debemos tener en cuenta para escoger bien la línea que necesitamos. Estos puntos tienen que ver ya con las marcas y las series de líneas con sus propias características: 

FACILIDAD PARA LANZAR: ara el que pesca a distancias medianas y largas es primordial que la línea salga con suavidad y fuerza a la vez por las guías de la caña, y las líneas que hacen esto son las que tienen formas más agresivas en la cabeza y recubrimientos más específicos, pero esas no son las líneas para el que va a pescar distancias cortas o medias y necesita más ayudas para una presentación delicada de la mosca.


VISIBILIDAD: Es uno de los temas más debatidos de la pesca con mosca. ¿Opto por una línea de colores fuertes que me ayude a ver bien la más mínima señal de pique, o por el contrario escojo una línea que se camufle muy bien para que el pez no la vaya a ver? Hay miles de opiniones al respecto, lo importante es qué cree usted que es mejor. 

DURABILIDAD: Conozco pescadores que compran líneas baratas y aunque las cuidan bien, no les duran más de un año sin que se cuarteen y se les desprenda el recubrimiento, y de otro lado veo que tengo unas líneas para trucha de la misma serie de una marca conocida desde hace 10 años que están en perfecto estado. Yo considero que es mejor negocio comprar líneas del mejor nivel. 

INNOVACIÓN: Los fabricantes sacan al mercado cada cierto tiempo líneas nuevas con innovaciones en forma, distribución del peso y materiales que hacen más fácil el lanzado. De pronto no sea la mejor decisión comprar una línea de estas apenas las empiezan a vender, pero sí lo será cuando oigamos comentarios favorables o las podamos ensayar y veamos que nos funcionan muy bien con nuestro propio estilo de lanzado.



En la pesca con mosca hay una línea virtual muy delgada entre el éxito y el fracaso, y estar a un lado u otro de esa línea depende de nuestra dedicación, de nuestras habilidades y de tener una buena dosis de conocimientos. Así como nos irá bien en la pesca en un río determinado si sabemos leer bien el agua y podemos prever dónde están los peces, que están comiendo, etc., también nos irá bien con nuestro equipo, y por lo tanto en la pesca, si sabemos bien qué tenemos en nuestras manos, cómo funciona y hasta dónde debo exigirle a ese equipo. Si usted sabe lo importante sobre su caña, su carrete, su línea, sus moscas, etc., podrá hacer las cosas de manera que pescar sea algo agradable, que le aporte muchas satisfacciones y que le aporte todo lo bueno a la vida que esperamos del mosqueo.


Si estos artículos le han sido de utilidad y tiene comentarios o dudas, bienvenido sea su aporte para que los demás podamos continuar aprendiendo sobre las líneas de mosca.



RECUERDE DEVOLVER LOS PECES AL AGUA


ES MEJOR UN TROFEO NADANDO LIBRE QUE MUERTO EN EL CONGELADOR





© Carlos R. Heinsohn – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos

No hay comentarios:

Publicar un comentario