miércoles, 18 de abril de 2012

EUMORPHIA ET SUBSTANTIA – LÍNEAS 2


Este tema viene de NUMEROLOGÍA LINEAL – LÍNEAS 1:



Cuando los pescadores con mosca tenemos que explicar qué es lo que hacemos, casi siempre lo exponemos así para que el lego nos entienda: “A diferencia de la pesca convencional en que se usa un nylon muy delgado para lanzar un señuelo pesado, nosotros usamos una línea pesada para lanzar un señuelo que no pesa casi nada”. Y continuamos: “Para lograr mayor distancia en el lance usamos un movimiento pendular con la caña (en ese momento siempre hacemos el movimiento del “cast” con la mano) y al final de cada recorrido soltamos un poco de línea hasta que calculamos que la mosca llegará al punto que queremos.” Y eso es lo esencial de la pesca con mosca, una línea pesada que nos permite lanzar una mosca con muy poco peso.


Para entender lo que sigue sobre el tema de las líneas de pesca con mosca debemos volver a remitirnos a la historia del equipo de mosqueo.

LA EVOLUCIÓN:

La pesca con moscas artificiales se remonta a los egipcios y a los chinos desde hace milenios, pero ahora sólo nos interesa la historia más reciente. Desde finales del siglo XVII, cuando empezaron a usar líneas más largas que la caña y enrolladas en un carrete y se dio inicio al lanzado como lo conocemos hoy en día, es decir, con un “back cast” que permitía lanzar luego hacia adelante con mayor distancia, se usaron materiales naturales para la fabricación de las líneas de mosqueo. Los materiales vegetales como el lino y el cáñamo tuvieron un paso fugaz por el mundo de la pesca con mosca debido a que se degradaban con gran facilidad con el contacto con el agua, de modo que se concentraron en materiales de origen animal como los pelos de la cola de los caballos que por ser largos se podían trenzar mejor que otros pelos. La lana de oveja no dio resultados duraderos aunque se usó recubriéndola de cera para que no absorbiera agua, pero la cera se derretía con el calor. Posteriormente se crearon las líneas de seda en intrincados tejidos que fueron las mejores durante 150 años, bien fuera mezcladas con pelo de cola de caballo, o de sólo seda de capullo del gusano.


Con los desarrollos tecnológicos e industriales que se dieron con la segunda guerra mundial (De 1939 a 1945), apareció el nylon en el panorama de la pesca.


Este material plástico de gran resistencia a la ruptura por estiramiento fue usado en muchos intentos de fabricar líneas de mosqueo hasta la década de 1960, pero ciertas características como su rigidez, su densidad y su tendencia a mantener la forma en que ha sido almacenado no lo hacían la mejor opción. A finales de la década de los 40 se desarrolla el Policloruro de Vinilo o PVC, un material mucho más dúctil y suave que el nylon, que en un principio fue usado para recubrir líneas trenzadas a las que les daba protección y una superficie más lisa para facilitar el lanzado, pero el proceso se seguía haciendo de manera sub industrial y no había uniformidad en las líneas que se producían de esa manera.


A principios de la década de 1950, la firma Scientific Anglers desarrolló un sistema industrial que permitía ponerle capas más gruesas de PVC a las líneas trenzadas que se usaban como núcleo de la línea de mosqueo. Ese mismo sistema, aunque con muchísimas innovaciones, es el que hoy en día se utiliza para hacer las líneas.


En esa década hacían las líneas con el mismo diámetro en toda su extensión, las líneas Level (L), que fueron rápidamente desplazadas a finales de la misma década de 1950 por una innovación en el diseño: Encontraron que la energía del lance se transmitía de una manera más eficiente si adelgazaban la línea hacia la punta, y que esto a la vez permitía hacer presentaciones de la mosca mucho más sutiles, de modo que surgió la línea Double Taper (DT) en la que se crea una sección de cerca de una yarda más delgada hacia las puntas.



Más tarde en la corta historia de la pesca con mosca moderna, hacia finales de la década de 1960 y durante los años 70 del siglo pasado, los fabricantes desarrollaron unas líneas que tienen el peso recargado hacia la punta, las Weight Forward (WF), que es el diseño que ha marcado todo el desarrollo del tema de las líneas desde ese entonces.


La línea WF tiene una punta delgada al igual que la DT, pero cuando se ensancha en el cono anterior llega a un diámetro más grueso (Cabeza de la línea), y cuando se adelgaza en el cono posterior lo hace hasta una sección de la línea de diámetro muy delgado (Running Line) que constituye en la mayoría de los casos dos tercios de la longitud dela línea. Este diseño se basa en que no es necesario que toda la línea tenga el peso repartido para poder lanzar la mosca; El peso de los primeros 30 ó 40 pies (de 9,14 a 12,20 metros) es lo que genera la dinámica del lanzado y lo que realmente importa para que la mosca llegue a donde queremos.
De este concepto de la línea con el peso en la punta (WF) se derivan casi todos los modelos de línea que usamos hoy en día.

LAS FORMAS


Las líneas level (L) se continúan produciendo, y aunque son muy escasas, las floating de número bajo son usadas como línea de conexión (Running line) para “Shooting Heads”  y las sinking para hacer sinking tips para ser añadidos a líneas floating, ya que es más fácil definir el peso de una sección que se va a cortar, y además todo el largo de la línea sirve de igual manera. Me imagino que haya personas que todavía pesquen con esas líneas, pero no son recomendables ya que no transmiten la fuerza del lance de igual manera que las DT, y sobre todo las WF. 


También se producen líneas Double Taper (DT) y tienen más adeptos de lo que parece. Estas líneas son las preferidas de muchos pescadores de mosca seca o pequeñas ninfas en quebradas y ríos pequeños ya que al tener el peso repartido en toda su extensión excepto las dos puntas, tienden a ser más delgadas que las WF y por lo tanto permiten hacer mejores presentaciones de la mosca en distancias cortas a las asustadizas truchas de aguas menores.
Estas líneas tienen una gran ventaja económica respecto de las WF que también es muy apreciada por los adeptos a ellas: Cuando la punta de la línea se deteriora, no tienen más que darle la vuelta y ya quedan con una línea “nueva” y en excelente estado para seguir pescando otros tantos años.


Las líneas weight forward han sido concebidas principalmente para lanzar mejor en determinadas circunstancias. Su transferencia de energía durante el lanzado es muy superior a las level y las doublé taper ya que al tener el peso concentrado en la punta generan una mayor inercia para halar la parte posterior (running line) mucho más delgada.  Estas líneas tienen muchas variantes y cada cierto tiempo aparecen otras más, pero casi siempre se ciñen a unos modelos básicos:


Las líneas estándar WF de forma uniforme a todo lo largo de la cabeza y de 35 a 40 pies de largo son las más versátiles y las más ampliamente usadas ya que se comportan bien en cualquier tipo de pesca, desde ríos pequeños hasta el mar, para lanzar moscas pesadas o livianas, grandes o pequeñas, con viento o sin viento, desde la orilla o desde un bote.  Es recomendable comprar líneas de cabeza estándar cuando no se está buscando usarlas solamente en un tipo de pesca determinado.


Las líneas WF de cabeza larga (40 a 50 pies) están diseñadas para lanzar a grandes distancias cuando hay condiciones difíciles de viento, ya que por tener mayor peso en un área más grande permiten cortar mejor el viento y llegar al punto que queremos. Las líneas para pesca de bonefish son un buen ejemplo de este estilo de cabeza debido a en los bajos es muy frecuente que haya vientos fuertes y que haya que lanzarle a los peces a distancias mayores a 70 u 80 pies porque son muy dados a asustarse si ven al pescador.


Las WF de cabeza corta son las indicadas para pescar con moscas grandes o pesadas con lances largos, como es normal en la pesca de bass o en la pesca de pavón. Al tener agrupado el peso muy hacia la punta de la línea hacen que el peso de la mosca no se desligue del peso de la línea durante el lance y así se pueda controlar bien la línea durante todo el proceso.


Las líneas diseñadas para lanzar a distancia son una mezcla de las dos anteriores, tienen una cabeza relativamente larga, de unos 45 pies, pero su mayor peso está concentrado hacia la punta de la cabeza. Estas líneas en teoría permiten lanzar bien moscas grandes con viento fuerte de por medio, aunque no prometen mayor cosa en cuanto a la calidad de la presentación de la mosca.


El experto pescador de trucha en lagos y diseñador de cañas y líneas para ese propósito Kelly Galloup, diseñó una línea para la pesca con streamers grandes que es una versión exagerada de la anterior para lograr lances largos con streamers pesados de 8 y 10 cm en condiciones climáticas fuera de lo normal.


El Triangle Taper es una variedad de WF que fue desarrollado por Joan Wulff en su empresa Royal Wulf con el fin de lograr una línea que permitiera una mayor precisión en lances cortos y de media distancia con una presentación suave de la mosca, aunque esta forma también da una buena transferencia de energía en lances largos. Estas líneas han demostrado ser muy eficientes para la pesca de bonefish en los bajos.

La pesca con caña a dos manos (Switch y Spey) ha desarrollado unas líneas WF de forma especial, más anchas en el principio y más delgadas hacia la punta con el fin de que transfieran muy bien la energía en lances muy largos y a la vez presenten con delicadeza la mosca, ya que esta pesca se lleva a cabo especialmente para salmón y truchas grandes que requieren buenas presentaciones. Las líneas estándar para la pesca con cañas de dos manos son las Scandi de cabeza muy larga (50 a 60 pies) para lanzar moscas relativamente pequeñas.


En los últimos años ha tenido auge el estilo de pesca Skagit con cañas de dos manos, que se hace con líneas WF de cabeza mucho más corta (De 35 a 40 pies) pero con la misma forma de las anteriores, para lanzar moscas más grandes de lo usual. Este estilo es de gran acogida entre los pescadores de playa que usan cañas de dos manos para la pesca de róbalos o pez gallo en la rompiente de las olas ya que deben lanzar moscas grandes con gran rapidez cuando ven el pez.

NO SIEMPRE SON IGUALES
Así sean del mismo modelo, una línea de un peso inferior tendrá unas proporciones distintas a la de un peso superior. Tomemos como ejemplo una línea popular, la Scientific Angler’s Mastery GPX: Una GPX para línea #3 tiene una cabeza de 34 pies, mientras una GPX de línea 9 tiene una cabeza de 46 pies, cuatro metros más larga para hacer lances más agresivos a mayores distancias. Esto hace parte de toda la tendencia en la industria de la pesca con mosca, las cañas para líneas más livianas tienen acciones mucho menos rápidas que las de la misma serie para líneas más grandes (Una TFO BVK para línea #4 no se parece nada en acción a una BVK #8), o los carretes que son más livianos y hasta con sistemas de frenos diferentes para distintos pesos de línea.


HACIA ADENTRO

Las líneas están compuestas por tres partes de tres materiales distintos y con funciones distintas:

EL NÚCLEO: Es la parte más interna de la línea y sus funciones principales son darle fortaleza y regular la rigidez de la línea. Encontramos núcleos de línea sintética trenzada en nuestras líneas más livianas ya que estas deben ser más flexibles. Una línea de peso intermedio tendrá varios filamentos de nylon u otra poliamida que le dé mayor rigidez y resistencia, y en una línea pesada para pesca en mar abierto veremos un solo monofilamento para darle la mayor resistencia. El núcleo de la línea le aporta a ésta entre un 80% y un 90% de su resistencia a la rotura por tensión. Para la mayoría de las líneas inferiores a la #6 ó #7 el núcleo tendrá una resistencia de 20 libras, las líneas del #8 al #10 tienen por lo general un núcleo de 40 libras de resistencia, y las líneas del #11 al #15 llevan núcleos de 60 libras o más de resistencia a la tensión. Esta fortaleza del núcleo va en directa proporción con las necesidades del tipo de pesca que se realiza con cada número de línea, y con la resistencia del backing y el tippet que se usan con esas líneas.

CUERPO INTERNO: Es la capa que le aporta el volumen a la línea y está hecha de PVC. Para fabricar líneas de mosqueo utilizan un PVC muy suave, blando, resistente a quebrarse, y elástico, con el fin de lograr una línea con el cuerpo suficiente para que funcione bien en el lanzado y con el volumen necesario para llevar los aditamentos que les ponen por dentro a las distintas líneas para que se comporten de distintas maneras.  El PVC es adherido al núcleo de poliamida mediante un tratamiento químico y bajo presión, lo que permite que no se separen después ya que son materiales relativamente incompatibles.


RECUBRIMIENTO: Para recubrir el cuerpo se adiciona una capa externa de polímeros que protegen el PVC y le dan algo de rigidez a la línea. Las características que más se buscan con un buen recubrimiento son que éste se deslice con el menor índice de fricción sobre las guías de la caña, y que recoja la menor cantidad de mugre durante el uso y almacenamiento de la línea. Los recubrimientos con diferentes texturas ofrecen nuevas posibilidades para lanzar mejor, como en las líneas Shark Skin o las Textured de Scientific Anglers. Por otro lado las líneas “tropicales” traen recubrimientos mucho más duros que las líneas para aguas templadas con el fin de ayudarles a mantenerse más rígidas durante el lanzamiento y cuando están en el suelo en climas cálidos y húmedos para evitar que se enreden.

¿QUÉ HACEN LAS LÍNEAS EN EL AGUA?

Una cosa importantísima para tener éxito en la pesca es escoger la línea adecuada que sitúe la mosca en el lugar que queremos en cada tipo de pesca. Para eso contamos con todas las opciones:


LÍNEAS FLOTANTES (F)
El mayor logro en la Industria de la Pesca con Mosca moderna es sin duda la creación y el desarrollo de las líneas flotantes. Estas líneas han permitido que se pueda realizar de forma eficiente la pesca con moscas secas, la pesca con poppers y otras moscas de superficie, y la pesca con moscas ahogadas en aguas someras con un manejo preciso de la línea.


Se lo debemos a los ingleses. Volvamos atrás otra vez. La pesca con mosca moderna y pre moderna, de los últimos 300 años, se desarrolló para pescar truchas con imitaciones de los insectos que la gente veía que comían, y esos insectos flotaban cuando caían al agua, por lo que necesitaban líneas que también flotaran para que no se hundieran sus moscas, y esa es la razón para que hicieran líneas de pelos de cola de caballo, posteriormente de seda y luego se desarrollaran unos niveles de tecnología sin precedentes para mantener las líneas de mosqueo sobre el agua de manera consistente. Las moscas secas son el origen y la tradición más antigua del mosqueo, y la pesca con ellas siempre será el estandarte de los mosqueadores. De tal forma que los fabricantes siempre tendrán el reto de hacer líneas que floten mejor.
Pero, ¿Por qué son un gran logro de la tecnología? Porque no resulta fácil diseñar y hacer unas líneas que lacen lejos, que lancen suave, que desarrollen velocidades por encima de los 100Km/h y torsiones drásticas a esas velocidades, y que sobre todo ¡floten!.


Las líneas flotantes (F) son fabricadas con micro balones de vidrio insertados en el cuerpo de PVC de la línea. Esto hace que el peso de la línea sea menor que el agua que desplaza por su volumen y de esta manera flota.

Las líneas flotantes tienen otras características inherentes a su naturaleza y que son de gran utilidad para el tipo de pesca que fueron diseñadas. Al pescar en ríos medianos o grandes con mosca seca o con ninfas con indicador de pique (Strike indicator) es muy frecuente hacer reposicionamientos de la línea (mending) para que esta esté lo más recta posible con el fin poder rematar en el momento del pique del pez, y esa habilidad sólo la tienen las líneas flotantes (o la porción flotante de las líneas Sinking Tip). Otra característica interesante es la capacidad de ser halada del agua (lifting) cuando aún la mosca está lejos, para lanzar otra vez, y nada de esto no es fácil de hacer con líneas que se hunden. Las líneas flotantes también nos permiten hacer el “Roll cast” tan necesario en muchas condiciones de pesca en ríos en que no podemos manejar el back cast para lanzar.

LÍNEAS AHOGADAS O SINKING (S)
Van de la mano con el desarrollo de tipos de pesca menos tradicionales y su entrada en el mundo del mosqueo es relativamente reciente. Su mayor impulsor es Jim Teeny quien en la década de 1.980 desmitificó la pesca de salmónidos bajo la superficie y diseñó las primeras líneas sinking modernas, porque hasta ese momento los pescadores debían usar líneas hechas en casa o líneas de serie modificadas con pesos y pegante para lograr que sus moscas se hundieran.


En principio cualquier línea que no flote es una línea ahogada o sinking, pero como tal hoy conocemos las líneas que tienen una rata de hundimiento superior a 3 fps (pies por segundo) que es la que se requiere para situar más rápido las moscas en lugares más bajos de la columna de agua. Estas líneas por lo general son oscuras y permiten usar líderes más cortos ya que tienden a camuflarse en las zonas más profundas y oscuras de las aguas. 


Las líneas sinking son fabricadas con pequeñas astillas de tungsteno en el cuerpo de PVC de modo que aumente la densidad y se profundicen más rápido. Las tasas de hundimiento de estas líneas van de 3 fps hasta 8 fps (Pies por segundo) lo cual permite que alcancen profundidades significativas antes de que se empiecen a recoger. 


Un desarrollo importante de las líneas sinking es la creación de la tecnología de “Densidad Compensada” que introduce más elemento de peso (tungsteno) hacia la punta de la línea y menos hacia la parte posterior, lo que logra que la línea se profundice casi de forma recta sin que se forme una curva que impediría al pescador rematar cuando el pez pique.

LÍNEAS INTERMEDIAS (I)


Son líneas sinking en las que se utilizan elementos de peso menos densos y por lo general sintéticos que hacen que la línea se hunda más lentamente, a una rata de hundimiento de entre 0,5 fps y 2,5 fps (Pies por segundo).


Estas líneas son especialmente útiles en la pesca con streamers o ninfas en lagos ya que facilitan un mayor control de la profundidad de la mosca en zonas pandas o en lugares con ramas o piedras. Las líneas intermedias son en su mayoría transparentes para no asustar a los peces en aguas claras.

LÍNEAS SINKING TIP (F/S)


Especialmente diseñadas para la pesca a profundidad en ríos o en zonas de corrientes en el mar ya que tienen una sección de mayor densidad en la punta (Sinking) y un cuerpo flotante (running line) que permite un mayor control de la línea en esas condiciones: La parte posterior de la línea permite reposicionar la línea sin que se afecte la trayectoria de la mosca debajo del agua. Usualmente la punta ahogada es de alta densidad para que la mosca se hunda rápido y quede en la zona de acción en el momento justo.


Hay una variante de estas líneas con la parte posterior intermedia (I/S) que ayuda a que no haya movimiento en la superficie que pueda asustar al pez, y otra variante con la parte posterior flotante y la punta intermedia (F/I) para pescar en zonas muy pandas.


El peso de las líneas, su forma y las distintas densidades con que las fabrican, son los principales aspectos que debemos entender para escoger acertadamente la línea que necesitamos. Buena parte del éxito en nuestro lanzado y por lo tanto en nuestra pesca dependerá de la elección acertada de la línea de mosqueo.


En el siguiente artículo LEYENDO ENTRE LÍNEAS – LINEAS 3 veremos otros temas importantes relacionados con las líneas de mosqueo y una lista de chequeo de los criterios que debemos tener en cuenta para la elección de nuestras líneas.
http://pescamoscas.blogspot.com/2012/05/lineatura-corrida-lineas-3.html

CAPTURE Y LIBERE
PARA SEGUIR PESCANDO!!

© Carlos R. Heinsohn – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos

3 comentarios: