lunes, 12 de septiembre de 2011

LOS CHINOS!


Es un modelo de imitación de pez en materiales sintéticos que tiene buen movimiento, es durable y diseñado para cualquier depredador que se alimente de otros peces más pequeños.


El Chino es una mosca que llega a su tercera generación luego de varios cambios estéticos y funcionales que se han dado después de muchas faenas de pesca.  Ha sido ampliamente ensayada en ríos y lagunas tropicales, en el mar, e inclusive en pesca de trucha con buen éxito.  Hace unos años empecé a pensar cómo podía atar una mosca que tuviera el perfil de un pez pequeño, sobre todo en la cabeza que debería ser amplia y sin nudos “en la nariz” (En esa época no se habían desarrollado algunas moscas de las que vemos hoy para pesca en agua salada). Ahí nació el chino de primera generación que era una mosca difícil de atar y su resultado algo incierto porque las fibras del cuerpo se amarraban hacia adelante del anzuelo y luego se volteaban y pegaban con epóxico. No todos los chinos de la primera generación quedaron tan bonitos como este:


Hace unos cuatro años el Chino dio un salto generacional cuando vi que podía atar las fibras hacia atrás y que la cabeza podía estar hecha con fibras adicionales a las del cuerpo.  Una versión bien grande de la segunda generación de chinos fue “El Chinazo” que circuló en un Swap en el 2008.


Esta tercera generación tiene algunas innovaciones en las proporciones, en el peso, en la forma de atar la cabeza y algunas concepciones básicas que la han ido mejorando con el paso del tiempo. Es una mosca fácil de atar, que con un poco de práctica se llega a hacer casi de forma automática en algunos minutos.

Aquí veremos un chino relativamente grande, de 12 cm. en colores rojo y amarillo que fueron especialmente exitosos en las últimas pescas de Pavón en que he estado. 

Antes de empezar es necesario que tengamos en cuenta tres cosas que deberemos observar si queremos hacer correctamente la mosca:

1.    El Chino es una mosca en pelos sintéticos rizados, atada por capas sobre la pata del anzuelo y debajo de la pata del anzuelo. El perfil de la mosca debe ser alto, ahusado y plano.


2.    Cuando se corte un mechón para atar, lo mejor es cortar la mitad de lo que uno quisiera ponerle, o de lo contrario la mosca no quedará con la forma de pez que queremos. 

3.    Las moscas de materiales sintéticos no cambian de forma cuando están en el agua quietas o en movimientos normales, de modo que la forma que tenga la mosca terminada será la que tenga al momento de pescar.  Con los chinos se traduce en que si los hacemos con mechones gruesos, la mosca quedará con un perfil cuadrado en vez de tener una forma de pez.

INGREDIENTES:

ANZUELO:                                      Gamakatsu B10S # 2/0
HILO:                                                Danville Flat Waxed Nylon Amarillo
PESO:                                              Alambre de plomo delgado
CUERPO:                                        Fuzzy Fiber Amarillo y Rojo.
MATERIAL BRILLANTE:                 Flashabou perla y Krystal Flash perla
CABEZA:                                         Fuzzy Fiber Rojo
OJOS:                                               Molded eyes – Chartreuse
PEGANTE:                                      Cianoacrilato y epóxico de 6 minutos


LA RECETA

PASO 1: Usamos un anzuelo de pata corta. En este caso utilizaremos un Gamakatsu B10S wide gap en tamaño 2/0 ya que este anzuelo nos permite hacer un chino del tamaño que queremos para pavón.  Se puede atar en anzuelos de pata normal teniendo cuidado de atar la cola en la parte más trasera de la pata del anzuelo para que no se enrede con la curva al lanzar.


PASO 2: Para que funcione mejor en aguas con corriente, le atamos una tira de plomo de 1 cm. de largo en la parte de debajo de la pata, desde atrás hasta dejar un espacio de ½ cm contra el ojo del anzuelo, y enrollamos el resto del plomo sobre esta misma sección. Una mini gota de CA sobre el hilo nos dará una buena base para que los materiales del cuerpo no se giren cuando la muerda un pez con dientes grandes. 


PASO 3: Para la cola se ata un mechón de fibras sintéticas de color amarillo en donde termina la pata del anzuelo. En este caso usamos “Fuzzy Fiber” que es bastante liviano y da buen volumen.  La cola determina el largo de la mosca, que debe ser entre 2 1/2 a 3 1/2 veces el largo del anzuelo. Le atamos tres o cuatro fibras de flashabou por encima y la misma cantidad por debajo, dejándolas que sobresalgan un cm. de la punta de la cola. Hacemos lo mismo con Krystal Flash.


PASO 4: Justo delante del nudo de la cola, atamos un mechón amarillo encima de la pata del anzuelo, y en ese mismo nudo atamos otro mechón amarillo en la parte de abajo.


PASO 5: Delante del nudo que acabamos de hacer, atamos tres o cuatro fibras de flashabou por encima y la misma cantidad por debajo, dejándolas que sobresalgan 1 cm. de la punta de la cola. Hacemos lo mismo con Krystal Flash.


PASO 6: Delante del punto que acabamos de hacer, atamos otro mechón amarillo encima de la pata del anzuelo, y en ese mismo punto atamos otro mechón amarillo en la parte de abajo.


PASO 7: Ya en este punto a ½ cm del ojo del anzuelo, atamos un mechón rojo en la parte de arriba y otro mechón rojo en la parte de abajo.


PASO 8: En ese mismo punto atamos un mechón delgado, de unos dos cm de largo, de fibras de color amarillo a los lados del anzuelo para ocultar el hilo y los nudos en el anzuelo


En este momento ya tenemos terminado el cuerpo de la mosca y nos podemos dar una idea clara de su forma antes de proceder a atar la cabeza.

PASO 9: Cortamos un mechón abundante de fibra sintética roja (Del doble del grosor de los mechones del cuerpo) de unos dos (2) cm. de largo y lo atamos por la mitad en el espacio que dejamos libre contra el ojo del anzuelo, en la parte de arriba. Aseguramos bien con par de vueltas de hilo apretadas.


PASO 10: Cortamos otro mechón abundante de fibra sintética de color rojo de unos dos cm de largo y lo atamos por la mitad en el espacio que dejamos libre contra el ojo del anzuelo, en la parte de abajo. Aseguramos bien con par de vueltas de hilo apretadas.


PASO 11: Cortamos un mechón largo de fibra sintética de color rojo, similar al que pusimos en el paso 7, y lo atamos en la parte de arriba. Aseguramos bien con unas vueltas de hilo bien apretadas.


PASO 12: Tomamos con los dedos índice y pulgar de la mano izquierda las fibras que están atadas hacia adelante del ojo del anzuelo y las llevamos hacia atrás.  Se pasa el hilo hacia adelante y se asegura con un par de vueltas.


PASO 13: Tomamos con los dedos índice y pulgar de la mano izquierda las fibras de la parte de arriba de la cabeza, cuidando de darle la forma plana hacia los lados que queremos, y le aplicamos una gota pequeña de cianoacrilato en el punto en donde se curvan hacia atrás, teniendo cuidado de que el pegante no se escurra hacia las fibras de la parte de abajo de la cabeza ni nos llegue a los dedos con que la tenemos agarrada.  Sostenemos por unos 5 segundos mientras seca.


PASO 14: Se le da vuelta a la mosca y se repite el paso anterior con las fibras de la parte de abajo de la cabeza.


PASO 15: Se peluquea el exceso de fibras para darle la forma que queremos a la cabeza. En este momento la mosca ya tiene su forma definitiva.


PASO 16: Se aplica una pequeña cantidad de epóxico a los lados de la cabeza, y cuando esté empezando a endurecer ponemos los ojos y mantenemos presionado con los dedos o con una pinza hasta que cure.


Ya está lista la mosca!



TIP: Si la mosca ha quedado muy gruesa se puede peluquear hasta darle el perfil que se quiera. Para esto es importante tener en cuenta que debemos peluquear cada sección de fibras que atamos.  Para esto “abrimos” la mosca y así podemos identificar las diferentes capas y podremos quitar material de la parte que queramos.


OTRO TIP: Si a la mosca se le van a pintar franjas, líneas o puntos (Como en el caso de la fire-tiger), es una buena técnica pasar la mosca por el chorro de agua del lavamanos y “masajear” las fibras con los dedos para que éstas se sitúen en su posición definitiva y las franjas que luego pintemos queden con el contorno definido y en su sitio.


Con variaciones en los colores o con la adición de más material brillante, esta mosca puede imitar casi cualquier pez pequeño:


También resulta muy buena para modelos atractores con forma de pececillo:


Los Chinos se pueden hacer en diferentes tamaños de anzuelos, desde grandes para pesca en mar hasta en anzuelos #8 ó #6 para trucha.


BUENA PESCA!!


...Y acuérdese de soltar sus capturas!

© Carlos R. Heinsohn – Derechos exclusivos sobre imágenes y textos

No hay comentarios:

Publicar un comentario